LN – Ajuste a la política: menos autos en Economía y cambios en otros ministerios, los detalles del recorte que dio Luis Caputo

Si te gusta, compártelo

El ministro de Economía Luis Caputo detalló punto por punto este domingo el plan que llevará a cabo el Palacio de Hacienda en colaboración con el Ejecutivo para terminar con la “bola de Leliqs”, instrumento utilizado por el BCRA para regular la cantidad de pesos que circulan en la economía y que asciende a $23 millones.

“Hay un sobrestante de pesos enormes, la ciudadanía no demanda y el Banco Central los tiene que retirar a través de las famosas Leliqs”, explicó Caputo en diálogo con Luis Majul en La Cornisa, por LN+. Y precisó: “Para desarmar esa bola, hay maneras de tipo gradual y de shock. Nosotros estamos usando ambas”.

A continuación, el expresidente de BCRA durante la gestión de Mauricio Macri profundizó sobre los “cuatro elementos” que le permitirán llevar a cabo dicha el desmonte de las Leliqs. Para empezar, dentro del terreno gradual, aseguró que es necesario “aumentar la demanda de los pesos generando confianza”.

¿Cómo hace eso? Con un plan creíble. Hoy la demanda de pesos está en un nivel muy bajo. Si volviera a un nivel normal, podría subir tres o cuatro puntos del producto lo que reduciría el problema de las Leliqs un poco más del 40%”, ahondó el flamante ministro de Economía.

En segundo lugar, dijo que la reducción de la tasa de interés que el Banco Central paga por esas Leliqs es asimismo “crucial”. En esa línea, destacó: “Como pagaría una tasa de interés más baja que la inflación, ese stop de Leliqs en término reales se reduciría también”.

“Hay una tercera que es más de shock: no va a haber más financiamiento del BCRA hacia el Tesoro. Tenemos que entender que un tercio de la emisión monetaria que estábamos viendo venía de este lugar. Entonces, no solo la reducimos si no que le damos al BCRA la independencia que necesita”, sumó como tercer medida.

En cuarto y último lugar, Caputo anticipó la implementación de un “bono para importadores” que se anunciará la próxima semana.

“Los importadores piden autorización para importar. El gobierno anterior se las concedió, importaron, la mercadería llegó, está en la Argentina y el importador tiene que ir con los pesos al BCRA y cambiarlos por dólares para pagarle al proveedor. Cuando los importadores iban con los pesos para cambiarlos por dólares, el BCRA les decía no tenerlos. Entonces se fue generando un problema que le afecta a la gente en mayor inflación y más desabastecimiento”, introdujo.

“Llega un momento en que los proveedores dicen que si no dan más dólares, no importan más”, advirtió y habló de cómo quitar aquel obstáculo.

“Para destrabarlo, le decimos a los importadores que les daremos los dólares en el futuro. A cambio, les otorgamos un bono para que en el futuro puedan canjearlos por dólares en el BCRA. Y el BCRA va a tener esos dólares más adelante ya que habrá superávit comercial en los próximos años”, resaltó.

Junto a ello, Caputo destacó un “beneficio” que se desprenderá de esta medida: “Este bono es un bono en dólares que se va a vender al tipo de cambio oficial. Como es un bono que va a tener características especiales y va a cotizar a un precio alto, los importadores se van a estar haciendo de dólares a un valor cercano a $800. Entonces, ¿qué va a pasar? Si el dólar libre empieza a subir, los importadores van a estar vendiendo este bono haciéndose los dólares a $800 y vendiendo el dólar libre a un precio más alto, permitiendo que no suba”.

Cómo se llevará a cabo el ajuste a la política

En otro tramo de la entrevista, el titular del Palacio de Hacienda se prestó a hablar de la composición del esquema de reducción del gasto público. “60% se enfoca en el Estado y el otro 40% en los privados”, aclaró en principio. Acto seguido, explicó cómo se pretende llevar a cabo la baja del gasto a nivel estatal.

El 60% del ajuste se concentró en reducción del gasto público, desde la reducción de ministerios, secretarías, autos, transferencias discrecionales a las provincias, gastos administrativos. Eso constituye el 60%. Te diría que es más, porque yo considero que los subsidios no son tales, son también usos de los recursos públicos para hacer política, son un perjuicio para los que menos tienen”, desglosó Caputo.

Y puso como ejemplo al Ministerio de Economía: “Nosotros en Economía estamos devolviendo algo así como 600 autos. Calculamos que tenemos un sobrante de aproximadamente 600 autos. O irán a la venta o se los vamos a dar a la ministra de Seguridad que los necesita. Y lo mismo están haciendo todos los ministerios”.

El ministro de Economía, Luis Caputo

“Estamos también trabajando en la cantidad de empleados públicos. Estamos eliminando todos esos contratos que se hicieron en los últimos seis meses, clásicos de la política. Cada ministerio está reportándolo, pero estamos cortando eso fuertemente”, acotó.

Con maniobras como la antes mencionada, el funcionario destacó que fue posible “achicar en aproximadamente dos puntos, dos puntos y medio, lo que es el gasto de la política”. “Hay mucho de ese gasto político en provincias. En las provincias es importantísimo que asuman ese mismo compromiso que estamos asumiendo a nivel nacional. Dos puntos del PBI son algo así como 10.000 millones de dólares”, señaló.

Para finalizar, Caputo consideró que estos “son gestos que hay que dar”. “Son gestos que todos nosotros tenemos que dar. Ya lo estamos haciendo eso. Nosotros, la mayoría de los ministros y demás, ya nos pagamos hasta nuestro café, los almuerzos y todo. Hay un cambio en todo sentido”, cerró.



Publicado en el diario La Nación

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)